¿Cómo identificar un jamón serrano?

By Otela 9 meses ago
Home  /  Gastronomía  /  ¿Cómo identificar un jamón serrano?
comercializadora gourmet

Comercializadora gourmet

Según dicen las comercializadoras gourmet que el mejor acompañante de un vino tinto es un queso gourmet, un buen corte de carne o un delicioso jamón serrano. Existen de muchos tipos, pero como en todo, te llegarás a preguntar ¿cuál es el mejor? para diferenciar los jamones primero hay que saber qué tipos o calidades de jamones existen.

El jamón serrano se ha convertido en un producto alimenticio indispensable dentro de la denominada como dieta mediterránea, el Jamón Ibérico tiene un sabor y olor característicos que le dan las bellotas casi dulzón, y sus propiedades son de estimada calidad para la salud.

Los jamones ibéricos que son de pata negra, se tiene que tomar en cuenta su alimentación, éstos la basan en bellotas pues provienen de regiones donde hay muchos encinos y les proporcionan ese alimento. Mientras que el otro, incluye una parte de su alimentación en bellota pero su color es más blanco y su otro porcentaje es de cebo ibérico.

Pero todo comienza desde su crianza, los cerdos de alrededor de dos años pesan aproximadamente 160 kilos y se han pasado su vida comiendo bellotas y hierbas. Lo importante en el mundo ibérico no es el peso, sino la alimentación y la genética que termina por mostrarse cuando se convierten en deliciosos bocadillos.

Ahora, hablemos sobre el proceso…

Los estándares de calidad son muy exigentes pues desde que el proveedor manda sus piezas y si no cumplen con la temperatura promedio que es de 2 a 7 grados, se le devuelven. Posteriormente se clasifican por su peso, para después ser llevados a una gran congeladora para homegeneizar la temperatura y que la sal se impregne igual en todos.

El tiempo en el que están las patas bajo la sal depende del peso de cada una y el promedio es de un kilo por día. Uno de los puntos para diferenciar el Jamón Ibérico de otros, es el aroma; este tipo de jamón en un producto que posee un aroma único, peculiar y más intenso que otros jamones de cerdos blancos.

Otro punto importante, es el color del Jamón Ibérico va desde el rojo púrpura al rojo palo, tiene una textura fibrosa con grasa infiltrada. El jamón serrano tiene un color más bien rosado y no posee el veteado ni la grasa infiltrada.

Llegamos a la etapa de curación

Asimismo, tienen que pasar por el proceso en el que esta durante todo el invierno en una congeladora con promedio de 2 grados, después de les pega con una especie de martillo para que la grasa vuelva a su lugar y para darle de nuevo la forma ya que fueron aplastados por los kilos de sal.

Luego pasan en una bodega durante alrededor de dos años, donde posteriormente un maestro curador los prueba para saber si ya están listos para la venta o si tienen que seguir curándose.

 

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
Categories:
  GastronomíaGourmet
this post was shared 0 times
 000
About

 Otela

  (27 articles)